Cuando estamos en un sitio nuevo, todos nos hemos preguntado alguna vez dónde está el baño. Y la respuesta automática que nos viene a la cabeza es: “al fondo a la derecha”. Pero no siempre está al fondo a la derecha. De hecho, la mayoría de veces, para saber dónde está tenemos que volver a preguntar por la localización exacta, o bien, ir a buscarlo por nosotros mismos. 

Y me parece una buena analogía para este espacio donde yo solo puedo proporcionarte algunas coordenadas, pero el recorrido, lo tendrás que hacer tú. Un espacio donde mi función es tan solo canalizar diferentes maneras de ver y explicar cómo funcionamos. Acercártelas, provocarte preguntas, para que seas tú quien encuentre las respuestas, o al menos, salgas a buscarlas.

olvídate de mí

De esta maravillosa entrevista a Mara Dierssen, una de las nutriólogas españolas más reconocidas internacionalmente, no me interesa tanto el proceso de

...

exceso de futuro

La ansiedad, esa emoción necesaria que se genera como reacción defensiva ante una amenaza, cuya función primordial es imaginarnos el peor escenario posible para poder -en el hipotético caso que suceda- preverlo, evitarlo, huir o enmendarlo es (como todas las emociones) en un principio útil. Pero la ansiedad pierde su razón de ser cuando resuelta esa la situación que nos preocupa, ella no se

...

En psicología, podríamos definir la adaptación hedónica como la tendencia de los seres humanos a volver rápidamente a un nivel de felicidad relativamente estable a pesar de los grandes acontecimientos o

...

Aprendiendo a aprender

Podríamos pensar que la capacidad de aprender se rige por esta fórmula: depende de una habilidad -que podríamos asumir como innata- más el esfuerzo; el empeño que le pongo.

Pero esta simplista ecuación tiene dos variables importantes que no se contemplan.

La primera, esta habilidad "presuntamente innata", sin interés, sirve de poco. La buena noticia es que podemos llegar a

...

las cicatrices

Quién más quién menos, todos tenemos cicatrices. Algo se rompió, se acabó, se fué, se desbarató....
El atípico psicólogo Tomás Navarro nos anima a llevarlas con orgullo: “Son signos de nuestra fragilidad, pero también de nuestra fortaleza y belleza: demuestran que fuimos más fuertes que la

...

motivado hasta las cejas

Hace años que la comunidad científica parece estar de acuerdo; estar motivado influye hasta en los genes, como bien lo explica Vic Strecher -profesor y director del programa de Innovación y Emprendimiento Social en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan- en su libro ...

Load More