Mi forma de verlo:

Ni en Siddharta, ni en Demian, ni en El lobo estepario, los títulos más conocidos de Hermann Hesse, sino en Lecturas para minutos, una recopilación de pensamientos y aforismos extraídos de sus libros, encuentro lo que andaba buscando.

Una de las maneras más bellas de describir el sinsentido de la vida que le da todo el sentido a la misma.

No puedo añadir más.

Recopilación:

“La vida no tiene sentido, es cruel, necia y a pesar de todo maravillosa – no se burla de los hombres (que para eso hace falta tener espíritu), pero tampoco se ocupa de ellos más que de los gusanos.

Que precisamente el hombre sea un capricho y un juego cruel de la naturaleza, es un error que imagina el hombre porque se considera muy importante. Tenemos que ver que a nosotros, los hombres, la vida no nos resulta más difícil que a cualquier pájaro u hormiga, sino más fácil y más hermosa.

Tenemos que aceptar la crueldad de la vida y la necesidad de la muerte, no con lamentos, sino saboreando esta desesperación. Sólo después de digerir toda la atrocidad o falta de sentido de la naturaleza podremos empezar a enfrentarnos a esta cruda falta de sentido y arrancarle un significado. Es lo máximo y lo único de que es capaz el hombre. Todo lo demás lo hacen mejor los animales. Para la mayoría de los hombres la falta de sentido de la vida es una desgracia tan nula como para los gusanos.

Pero precisamente los pocos a los que les hace sufrir y empiezan a buscar el sentido son los que constituyen el sentido de la humanidad”.

Fuente:
  • Cartas Inéditas en «Lecturas para minutos», Hermann Hesse,