• The Craving Mind: From Cigarettes to Smartphones to Love – Why We Get Hooked and How We Can Break Bad Habits, de Judson Brewer es un libro altamente recomendable y revelador, dónde uno de los argumentos principales es que los malos hábitos son en sí mismo adicciones. En este artículo Eric Baker explora el concepto de la disonancia cognitiva qué sucede cuando un mal hábito se filtra a través de la práctica del Mindfulness: el vínculo entre “el deseo intenso de hacer algo” (crawing), y el “acto de hacerlo”, se rompe por ser contradictorios.

    RAIN es su la propuesta para lidiar con la cadena Gatillo-Deseo-Respuesta-Recompensa, (Cue-Crawing-Response-Rewars) a través de la atención plena. Os invito a continuar leyendo el desglose de los puntos fundamentales.

  • Sinceramente, a veces tengo que tomarme la licencia de cambiar algunos títulos de los artículos referenciados aquí, ya que si posteo el original, no me lo lee ni Caín. 

    este, aunque sencillo, y a veces reduccionista, es bastante esclarecedor en el intento de formular como funcionamos biológicamente ante una amenaza. Nada nuevo para algunos, pero nunca está de más recordar qué mecanismos fisiológicos se activan ante el peligro.

    Pero lo más destacable para mí del artículo de Facundo Manés, está en a qué consideramos una amenaza. Ahí está el quid de la cuestión: cómo etiquetamos lo que es o no es un peligro.

    Que ponerse a correr como un desesperado cuando has avistado un león, se entiende, pero que nos asuste cruzar la calle, eso ya es otro cantar. Pero lo importante es que lo vivimos igual, y por lo tanto reaccionamos igual cognitiva y fisiológicamente. Y

    ...